Artículos

  • Sábado, 5 de Marzo, 2016

    Curarse es una función interna natural del organismo humano, es decir, el cuerpo sabe curarse a sí mismo dejándole actuar. Y uno de los medios más eficaces es el ayuno. Éste consiste en una terapia naturista milenaria en la cual el cuerpo aprovecha para liberarse de detritus, toxinas y grasas superfluas. Con el ayuno, el cuerpo y sus órganos se regeneran a la vez que se potencian las facultades mentales.

    La cura mediante el ayuno surte especial efecto en los casos de desarreglos intestinales, procesos inflamatorios (gastritis, artritis, dermatitis, etc.)...