Curso de Taichi y Bagua en Barcelona impartido por el Maestro Yuan Limin

El Gran Maestro Yuan Li Min de Wudang (15º generación Xuanwu Pai) estará en Barcelona el próximo mes de septiembre para impartir dos seminarios de artes marciales internas:

  • 15 de septiembre: los 13 principios del Taijiquan
  • 16 de septiembre: Introducción al Baguazhang (8 Palmas Básicas)

Parte del profesorado y cuerpo técnico de la Asociación Dao Shen Gong, Salud, Eqiulibrio y Bienestar nos trasladaremos hasta la Ciudad Condal para profundizar y afianzar los conceptos básicos, pilares y fundamentos básicos de cada estilo.

Seminario de Taichi

El seminario del día 15 de septiembre estará dedicado al estudio del Tai Chi de Wudang (Linaje Xuan Wu Pai)  donde trabajaremos los 13 Principios del Taijiquan (8 energías y 5 direcciones) a través de una forma corta enfocada específicamente a este tipo de trabajo, de manera individual, trabajo en parejas y en grupo para poner en práctica las aplicaciones marciales.

El Taiji Quan (también conocido como Tai Chi Chuan) es un Arte Marcial Interno originario de China, conocido por combinar movimientos circulares, lentos y armoniosos con una respiración controlada y profunda. El objetivo de la práctica a un ritmo lento es conseguir relajar las tensiones musculares, desbloqueando las articulaciones del cuerpo para que la energía (sangre, oxígeno, etc.) pueda moverse sin obstáculos a través del cuerpo, llegando desde la parte más baja hasta la más alta. Pero el Taiji Quan no es solamente un ejercicio para mejorar la salud y el bienestar, sino que principalmente es un Arte Marcial, lo cual implica que en sus orígenes fue concebido como un sistema de defensa donde cada movimiento tiene una aplicación en combate.

La fluidez es clave en la práctica del Taiji Quan. Los movimientos deben ser relajados y precisos, equilibrados y continuos. El Taiji conlleva la interacción entre el Yin y el Yang, es decir, la constante contraposición de opuestos (derecha-izquierda, inspirar-espirar, hacia delante-hacia detrás, etc). De esta manera se desarrolla la consciencia corporal y el equilibrio interno. También se conoce como meditación en movimiento, ya que supone un valioso método para unir cuerpo y mente.

Los beneficios del Taiji en la salud son numerosos. No sólo se ha demostrado su capacidad para reforzar el sistema inmune, mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio y del respiratorio, sino también ha quedado patente que mejora la memoria y la capacidad de concentración. Asimismo, también reduce de manera importante los efectos del estrés, como la ansiedad, fatiga, insomnio y tensiones musculares como contracturas, calambres o entumecimientos.

Se ha recomendado la práctica de Taiji Quan como tratamiento complementario para enferemdades tan dispares como diabetes, artritis, obesidad, hipertensión, fibromialgia, etc.

Seminario de Bagua

Por otra parte, el seminario del día 16 de septiembre estará dedicado al estudio del Bagua Zhang, donde el Maestro Yuan Li Min enseñará la rutina básica (ji ben gong) del Bagua de Wudang (Linaje Xuan Wu Pai), que consta de los 8 principales cambios cambios de palma. Una gran oportunidad para los que quieran adenatrarse en el Baguazhang por primera vez como para practicantes avanzados para mejorarar su trabajo básico y enriquecer sus conocimientos del estilo.

Baguazhang (八卦掌) es una de las artes marciales internas de China. Baguazhang significa literalmente la ‘palma de los ocho trigramas‘. Este arte marcial interno chino se basa en el símbolo taoísta del bagua, relacionado con el I Ching ('libro o clásico de los cambios' o 'Zhouyi'), como sistema que explica las diferentes configuraciones (cambios) del cosmos, por tanto en un nivel superior en su práctica, pasa a ser una técnica meditativa del más alto nivel.

La creación del baguazhang durante el siglo XIX es atribuido a Dong Haichuan, quien sintetizó varias artes marciales preexistentes con la forma de caminar circular taoísta. El baguazhang llegó a ser rápidamente popular en China por su efectividad en el combate.

Una de sus características distintivas, es el entrenamiento que realizan sus practicantes rodeando un círculo imaginario, caminando en círculo en torno a un eje (nuestro ponente) utilizando como armas tanto las manos como los pies.

Prácticamente ningún estilo de kungfu tradicional ya sea de origen externo o interno, mantiene dicha connotación tanto en sus pasos como en sus movimientos, tal y como se desarrollan en el boxeo de los 8 trigramas. La superioridad de la forma circular se impone frente a las formas lineales tradicionales de combate, ya que el practicante puede sorprender con movimientos inesperados e inexistentes en la forma lineal.

Es imprescindible dar con un maestro cualificado que te guíe por la senda del conocimiento basado en su totalidad en los principios del I-Ching y del taoísmo; leyes que promulgan una serie de cambios según la propia naturaleza oculta de las energías. Sus movimientos en espirales tienen una cualidad mágica, que incita al practicante a relajar la musculatura esquelética, reblandeciendo así los huesos y a la par calentar la médula. Los sofisticados movimientos de cintura, columna y brazos permiten un masaje en los respectivos “Zang Fu” (órganos y vísceras).